¡ Hola 2017 !

Si espero un poco más para dar la bienvenida al año me planto en febrero, y es que así como si nada, ya llevamos 9 días de este recién estrenado 2017.
¿Cómo has empezado el año? ¿qué le pides a estos 365 (ya 356) días que tenemos por delante?


Por mi parte, la verdad es que estaba deseando despedirme de 2016, ha sido un año complicado, con muchas sombras… Por supuesto que me han pasado cosas buenas, pero el balance no es muy positivo y estoy encantada de haberle dicho adiós. Si no he escrito antes es porque el cambio de año, por mucho que lo estuviera deseando, fue duro. Estuve de bajón, no podía parar de pensar que por muy bien que vayan las cosas en un año seguiremos sin tener a nuestro bebé con nosotros y es muy doloroso ver lo que tanto deseamos tan lejos aún. Así que lloré mucho, me permití estar triste y me comí las uvas con un nudo en el estómago, pero con los días me he obligado a levantarme y volver poco a poco a la normalidad.

Si algo bueno tienen estas fiestas es que pasan volando, y si antes de Navidad teníamos por delante 3 meses de espera, ya solo nos quedan 2 y medio (yuju!).

Estos días estoy trabajando en ser positiva y estar optimista. Al final de todo este camino de mierda tiene que estar nuestro hijo, es verdad que aún no sabemos cómo ni cuándo va a poder estar con nosotros, pero estamos haciendo todo lo que podemos, así que intento sentirme como alguien que está trabajando para alcanzar una meta maravillosa.

También es verdad que tenemos citas médicas varias este mes a las que nos vamos acercando y eso me anima, me hace sentir que damos pasos, que avanzamos. Así que os iré contando el proceso.

A 2017 le pido que se porte mejor que 2016, que traiga a la #infertilpandy un montón de positivos luchados (ojalá que entre ellos esté el mío) y toneladas de fuerza y paciencia.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.