Al fin llegó… ¡Nuestra primera FIV!

¡Llevo un montón sin escribir! Dejé el blog colgado en julio con fecha de inicio de nuestra primera fiv a principios de 2018, es verdad que cuando por fin vimos el tratamiento en el horizonte después de nuestro diagnóstico chungo y de tantas pruebas fue un subidón y estábamos felices. Pero también es verdad que la idea de esos 6 meses por delante me mataba, me parecía súper injusto, una eternidad…

Conforme pasaban las semanas perdía la esperanza de que nos adelantaran la fecha como nos habían dicho y me iba enfadando más y más, porque me parecía súper injusto que otras parejas en el mismo hospital esperaran mucho menos tiempo, más aún teniendo en cuenta los contratiempos que ya habíamos tenido.

Así que decidí ser muy pesada e insistir, como un martillo pilón, ya sin pudor ninguno. ¡Y resultó! YUJUUU, os debo un post para víctimas de la Seguridad Social con técnicas efectivas de insistencia testadas, porque chicas aquí parece que (por desgracia) el que no llora no mama… Llamé al hospital, mandé mails e incluso me presenté en la consulta, y, ¿sabéis qué? ¡dió resultado!

Cuando me llamaron para adelantar la cita me puse feliz, FELIZ con mayúsculas. Además tuvimos mucha suerte porque el margen para la consulta era poco y podía no haber cuadrado con mi regla y haber perdido la oportunidad.

Continue Reading