¡Sí, las buenas noticias existen!

Nos dieron cita del miércoles al viernes (os lo conté aquí) parece fácil esperar 2 días… ¡pues no lo es tanto! Llévabamos ya varios días de peregrinaje médico y estábamos súper nerviosos y desesperados por saber de una vez. La verdad es que conseguí llevarlo bastante bien, pero la mañana de la cita me desperté a las 5 de la mañana y fuí incapaz de dormir más. Teníamos la cita a las 9, éramos los primeros del día y a las 8:30 ya estábamos sentados en la sala de espera.

Continue Reading